La noche no es hermosa, de Terenci Moix

Terenci Moix: La noche no es hermosa (Textos de Eros).

Edición e introducción de Pedro Manuel Víllora.

Prólogo de Rafael Conte.

Espasa Calpe, Madrid, 1994.

Círculo de Lectores, Barcelona, 1995.

Planeta DeAgostini, Barcelona, 2002.

 

"Toda mi obra está escrita desde dentro de un universo erótico" -dice Terenci Moix-, entendiendo erotismo como una forma de creación. Aquí estamos, por lo tanto, en esta selección de título inquietante -La noche no es hermosa-, ante una antología del núcleo central de su obra, quizá su inspiración mayor, los Textos de Eros, los más significativos de toda ella, lo que tal vez lo convierta en un título revelador de todos los demás.

 

 Aquí estamos entrando en un reino de absolutos, de mitos, de sufrimiento y dolor, de iniciaciones perversas, de sátiras inenarrables, de símbolos destruidos, de insatisfacciones, degradación, semen, sangre y sexo: estamos en el reinado del testimonio, la transgresión y la metafísica. No por nada -como bien describe Pedro Manuel Víllora, responsable de esta edición- el guía que se nos ha buscado es Dante, el genio de la Divina Comedia, en su inmortal visita a los cielos e infiernos. Y a su lado vamos a recorrer estos tres ámbitos primordiales -Infierno, Purgatorio y Paraíso- en una especie de ordalía sin frenos, pues el Eros de Terenci es algo más que simplemente erótico: es sexual, carnal, doloroso, transgresor, brutal, deforme, tremendamente poderoso y escasamente complaciente.

 

La noche no es hermosa es una especie de museo universal de nuestros horrores, de puesta en tela de juicio de todas las convenciones al uso que tanto y tanto nos oprimen, de búsqueda de la libertad, del placer, del misterio de la creación a través del enfrentamiento del autor consigo mismo y con todos nosotros, sus lectores.

Rafael CONTE